Chakras y nadis I - Mimi Albero
mimialbero, mimi albero, miriam albero, coach, coaching, nutritional coaching, nutricionista, nutrición, nutrition, vegan, vegana, vegano, vegetariano, recetas, libro, salud, saludables, natural, orgánico, servicion, online, barcelona, madrid, españa, vida, deporte, yoga, flexibilidad, espiritualidad, valores, yogui, yoguini, retiros, energía, healing, teacher, profesora de yoga, ashtanga, vinyasa, hatha, classic, travel, viajes, guide, restaurantes, artículos, blog, blogger, lifestyle, instagram, photography,
15419
post-template-default,single,single-post,postid-15419,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,bridge-child,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Chakras y nadis I

Los canales y centros psico-energéticos.

El vedanta y el yoga describen la anatomía sutil del ser humano formada por 5 cuerpos o envolturas (koshas). Desde la perspectiva del Tantra se añade a esta clasificación una descripción detallada de la anatomía energética, es decir, de cómo se produce el intercambio de energía entre los diferentes cuerpos. Esta anatomía está formada por los nadis, los canales psico-energéticos por donde circula y se distribuye la energía, y los chakras, los centros energéticos que generan, acumulan, transforman y distribuyen esta energía.

NADIS

Los nadis forman una extensa red de canales que se extienden por todo el cuerpo. No obstante, es importante señalar que los nadis no son una estructura física como lo es el sistema de vasos sanguíneos ya que pertenecen al cuerpo sutil y no al cuerpo físico.

Los nadis son flujos de energía que se mueven por todo el cuerpo y que tienen un origen, una dirección y una trayectoria determinados.

Aunque los nadie son tubos hechos de materia sutil y pertenecen a nuestro sistema energético (más exactamente a nuestro cuerpo astral) tienen una influencia determinante en nuestro cuerpo físico. Se dice que hay alrededor de 72.000 en nuestra anatomía espiritual.

Los más importantes se llaman Ida, Pingala y Sushumna. Este último está ubicado en lo que corresponde a la columna vertebral y conecta el sacro con el cráneo. Es el nervio sutil central de todo nuestro sistema. Todos los demás nadis se originan en Sushumna, saliendo de Mulhadara chakra, el primero de nuestros chakras.

A cada lado, en lo correspondiente a los ganglios simpáticos de nuestro cuerpo material, están Ida y Pingala.

 

Ida y Pingala

Los canales ida y pingala son los dos aspectos principales del prana: la fuerza mental y la fuerza vital, y aunque son opuestos, se complementan y constituyen las dos caras de una misma energía (vital).

Ida es por donde fluye apana, manifestación negativa del prana. Es una fuerza relacionada con la luna, que fluye hacia abajo. Está conectado con la fosa nasal izquierda, con el lado izquierdo del cuerpo y el hemisferio derecho del cerebro. Es una fuerza con cualidades femeninas.

Ida representa la fuerza mental (manas shakti) y ejerce su influencia en el lado izquierdo del cuerpo físico. Incide sobre el sistema nervioso parasimpático, que regula los procesos internos del organismo, y actúa como relajante muscular, disminuyendo la temperatura corporal.

Pingala tiene cualidades masculinas, se relaciona con el sol y es una polaridad positiva, que fluye hacia arriba. Se relaciona con la parte derecha del cuerpo, la fosa nasal derecha y el hemisferio izquierdo del cerebro. Tiene la facultad de generar calor, mientras que Ida baja la temperatura.

Pingala representa la fuerza vital (prana shakti) e influencia el lado derecho del cuerpo. Ejerce un papel de acelerador y es energizante. Está asociado al sistema nervioso simpático y prepara al organismo para la acción en el mundo exterior. En el cuerpo físico activa el ritmo cardíaco, aumenta la tensión muscular y la temperatura corporal.

Ida y Pingala están conectados con las fosas nasales. No obstante, la respiración nasal no es siempre igual, sino que se va alternando entre las dos fosas, de manera que cada una o dos horas respiramos más por una fosa nasal o por la otra. Cuando el flujo de respiración es más intenso por la fosa nasal izquierda predomina la fuerza mental, lo que favorece un estado de interiorización y la realización de trabajos de índole intelectual o creativa. Cuando la respiración se produce de una forma más intensa por Pingala (derecha) será un buen momento para realizar actividades físicas y que nos conectan con el exterior.

Cuando hacemos pranayamas y otras prácticas de Raja Yoga se equilibran estas dos fuerzas y se purifican los nadis, haciendo más fácil que el prana esté en Sushumna y que la mente se aquiete. Con el recogimiento de los sentidos (pratyahara), la concentración (dharana) y la meditación (dhyana), estamos más cerca al silencio total de la mente. Este es el objetivo principal del Raja yoga y por este motivo el pranayama es una de sus ocho prácticas (ashtanga quiere decir “ocho miembros”) fundamentales.

Por medio de los ejercicios de pranayama y Asanas, no solo aumentamos la cantidad de energía vital que tomamos, sino que limpiamos los canales por donde fluye y además elevamos la energía cósmica kundalini que tenemos en la base de la columna como una serpiente dormida. La energía kundalini se levanta cuando el prana y el apana (la forma negativa de la energía vital) se encuentran en el primer chakra, Muladhara. El pranayama lo define Swami Sivananda como “la unión de prana y apana”.

Sushumna nadi

Sushumna es el canal principal o canal central. Por él circula la energía espiritual. Este canal tiene su origen en Muladhara chakra (en la zona del perineo), desde ahí va a Swadhisthana chakra (en la base de la columna vertebral), penetra en la columna y asciende por su interior hasta Sahasrara chakra (zona superior de la cabeza).

Sushumna está relacionado con el sistema nervioso central e incluye otros tres nadis: Vajrini, Chitrini y Brahmanadi. Por Brahmanadi circula la energía kundalini (energía espiritual) que sube desde Muladhara hasta Sahasrara chakra.

La finalidad de la práctica del yoga es conseguir el equilibrio entre la actividad de Ida y la de Pingala. Cuando se da este equilibrio también se equilibra el funcionamiento de los dos hemisferios del cerebro y se consigue que la energía fluya por el canal central (Sushumna) en lo que se llama el despertar de la energía kundalini. De este modo, el cerebro también recibe una mayor cantidad de energía generando una sensación de gran plenitud.

Post A Comment